IMG_5266

La elección del cachorro

La decisión es firme, lo hemos pensado detenidamente, hemos analizado la situación y hemos decidido adoptar un perro, un cachorro claro…¿o no?

Está muy arraigado en el consciente colectivo que es mejor adoptar un perro cuando todavía es cachorro, que de adulto. Y como siempre la cultura popular tiene su parte de verdad, pero vamos a precisar algunos detalles importantes.

Durante las primeras semanas de vida los animales estamos muy predispuestos a aceptar como amigable todo lo que nos rodea. Esto en la Naturaleza se llama reconocimiento de especie, y nos prepara para distinguir a los que no nos hacen daño de los posibles depredadores. Transcurrido ese tiempo (periodo sensible de socialización) todo lo que no hayamos visto y asociado como amigable,  lo vamos a tomar como un peligro potencial y lo analizaremos desde el miedo a lo desconocido.

Llevado al periodo de adopción del perro, significa que todo lo que el cachorro NO haya visto, oído o sentido en este periodo, podrá ser tomado como una amenaza. ¿Y cuanto dura? ¿Qué plazo tenemos? Pues desgraciadamente muy poco, ya que no suele pasar de las primeras 12 a 16 SEMANAS, de vida. Eso es: menos de 4 meses. A partir de aquí todo lo que le queramos ensañar va a depender del aprendizaje, no de una conducta innata.

Entonces volviendo a la pregunta inicial ¿es mejor un cachorro o un adulto? Pues depende de cómo haya sido este periodo: si se ha dado en un ambiente familiar, amigable y parecido en estímulos al nuestro, entonces estamos en una situación ideal. Pero eso no pasa a menudo. Si pensamos en una compra de un cachorro de raza, los criaderos suelen estar en zonas rurales, aisladas y sin más contacto que los de su raza y su familia. Además los criadores insisten en vender a los animales después de las primeras vacunas, lo que nos deja casi sin oportunidades de socializarlos en la familia definitiva. Algunas veces la cría se hace en familias, de forma individual, y esto suele ser mucho más adaptable a una familia estándar.

También esta la adopción en una protectora, donde casi siempre tienen mas de 4 meses por lo que no tenemos datos de cómo ha sido su infancia. Eso si, el carácter que tenga ya estará bastante definido, y aunque casi todo es modificable con el trabajo adecuado, los rasgo básicos de personalidad no van a cambiar demasiado, ya que se definen con la base genética y la socialización temprana.

Y aquí por fin llegamos al punto de la raza. Como acabamos de comentar la genética define gran parte del carácter, y esto explica la popularidad de ciertas razas (labrador y golden retriever, bulldog francés…) muy adaptables y tolerantes, y los fiascos con otras razas que se compran por su estética (o su fama en películas infantiles) como el dálmata o el cocker, sin conocer su carácter, y después resulta en tremendas incompatibilidades con nuestra vida familiar.

Con toda esta información podemos resumir las condiciones ideales de adopción de un perro en función de cual vaya a ser su destino final:

Raza: tenemos razas más exigentes con el tiempo que les dedicamos, el ejercicio físico que necesitan y la tolerancia con situaciones nuevas. Hay que ser consciente de quien lo va a educar, por donde va a pasear y con quien se puede encontrar para elegir la que más se adapte a nuestras necesidades. Si tenéis dudas consultadnos lo que necesitéis.

Edad de adopción: para llegar a influir en su sociabilización debemos esperar a las 7-8 semanas que deben pasar con su madre y no superar las 12-16 semanas, donde ya aparece el miedo. Si no podemos llegar tan pronto, hay que tener en cuenta que a partir de aquí la conducta de juego y exploratoria esta aumentada en los animales jóvenes (=destrucción de jardines, muebles y zapatos), por lo que pensar en un animal adulto tampoco es tan mala idea. Y no hay que preocuparse por lo que sepa o no. Todos tenemos capacidad para aprender a cualquier edad, y en general los adultos aprenden mas rápido que los cachorros (igual que los humanos….).

Os espero en el siguiente capitulo, un saludo a tod@s

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *