Tratamiento de problemas de conducta en gatos

En los casos de problemas de conducta de los gatos, la primera visita se realiza en la clínica veterinaria o en el domicilio, dependiendo del tipo de problema de conducta ante el que nos encontremos. Esta primera visita incluye:

  • Revisión del historial clínico del gato.
  • Entrevista con el propietario para recabar toda la información necesaria acerca del problema de conducta, lo cual nos ayudará a llegar a un diagnóstico sobre el problema.
  • Realización, si el caso lo requiere, de las pruebas médicas necesarias como por ejemplo un examen físico general, examen neurológico, analíticas, radiografías o una exploración para buscar dolor. La valoración de este último aspecto es clave en los problemas de conducta.
  • Diagnóstico del problema.
  • Informe completo y detallado (enviado por mail en las siguientes 24-48 horas) con el diagnóstico del problema y las pautas a seguir para solucionarlo. Incluye videos como material práctico.

La siguiente visita se realiza siempre en el domicilio y en ella se trabajan los aspectos prácticos del tratamiento, como la introducción de cambios en el entorno, terapias de modificación de conducta y obediencia (efectivamente, esto también puede trabajarse con los gatos), además de revisar la evolución del caso y reajustar las pautas si es conveniente.

Detección de conductas problemáticas en gatos